Sociedad

Greta Thunberg y Fridays for Future en México, lo que debes saber

Citlali Aguilera 20 / Sep / 19
Hoy la activista de 16 años convocó a una huelga mundial por el Cambio Climático. Jóvenes, adolescentes y niños exigen a los líderes mundiales tomar acciones para frenar la crisis climática

A bordo de un velero, Greta Thunberg, acompañada de su padre y tres personas más, cruzaba hace unos días el Océano Atlántico que —según el Panel Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático (IPCC) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU)— eleva sus niveles de agua 3 milímetros cada año como consecuencia del derretimiento de los casquetes polares.

La activista ambiental sueca de 16 años se niega a viajar en avión por el impacto que implica usar este transporte. De esta forma, en lugar hacer un viaje práctico de aproximadamente 6 horas, se embarcó en uno de 14 días en mar abierto a bordo de Malizia II, un velero de regatas cuyo impacto ambiental es casi nulo.  Si bien la embarcación cuenta con paneles solares, hidrogeneradores y una desalinizadora para potabilizar el agua, los tripulantes no tuvieron los servicios de regadera, baño, ni cocina y comieron alimentos liofilizados, además de arriesgar su vida al estar a la intemperie en medio de tormentas y olas aterradoras.

El objetivo del viaje era llegar a Nueva York, Estados Unidos, donde el 23 de septiembre tendrá lugar la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Además, Thunberg pretende llegar a Chile a finales de año, con la intención de ser escuchada en la XXV Conferencia de Partes de la ONU (COP25), la reunión internacional más importante sobre Cambio Climático. Durante estos meses visitará también Canadá y México.

greta-thumberg_1.jpg
Greta Thunberg con el cartel que expone la huelga a la que ha convocado | Foto: Especial 

Cuando el 28 de agosto arribó a Manhattan, Thunberg fue recibida por un gran número de personas, sobre todo jóvenes que como ella quieren ser escuchados y están preocupados por las condiciones del planeta futuro que heredarán. Fue entonces que el velero desplegó una vela que decía “Unidos tras la ciencia”, como lema para solicitar a los líderes mundiales no ignorar lo que la investigación científica desarrollada en diversas instituciones ha arrojado como evidencia: si no se toman acciones para frenar el cambio climático, o, mejor dicho, la crisis climática, ya no habrá punto de retorno.

Viernes para el futuro

Me diagnosticaron el síndrome de Asperger, trastorno obsesivo compulsivo (TOC) y mutismo seleccionado, lo que básicamente significa que sólo hablo cuando lo creo necesario y ahora es uno de esos momentos” dice en una de sus primeras charlas la niña tímida e introvertida que con su congruencia y tenacidad ha sacudido las conciencias a tal grado que ha sido postulada para recibir el Premio Nobel de la Paz.

La joven se caracteriza no sólo por sus discursos llenos de sinceridad, elocuencia, denuncia e información científica, sino sobre todo por sus acciones. A los 8 años comenzó a interesarse sobre el tema del cambio climático y cayó en depresión, dejó de comer y hablar. Pero lejos de inmovilizarse, habló el tema con su familia y decidió tomar cartas en el asunto para cambiar las cosas, primero con ella y luego con sus padres que, incluso, se volvieron veganos.

El viernes 20 de agosto de 2018 teniendo 15 años, se sentó frente al parlamento sueco con un letrero donde se leía “Skolstrejk för Klimatet" (huelga escolar por el clima). A partir de entonces decidió dejar de ir a la escuela todos los viernes y comenzar su activismo “Fridays for Future” (viernes por el Futuro) sin pensar que ese sería el inicio de un fenómeno que motivaría a millones de personas a seguirla.

fridays-for-future-strike-climate-luisa-neubauer-sustainability-greta-thunberg.jpg
Greta Thunberg en una huelga por el cambio climático| Foto: DPA

 En busca del futuro

De Dunenin, Nueva Zelanda a Trompso, Noruega y de Suva, Fiyi a Lihue en Hawaii, en más de cinco mil ciudades de 193 países se han unido a Fridays for Future personas de todas las edades, pero sobre todo niños y jóvenes que, como ella, observan en las generaciones precedentes desinterés y falta de responsabilidad para actuar por el futuro desalentador, tanto para ellos (los hoy adolescentes y niños) como para sus próximos hijos y nietos.

De tal manera, la activista hace un llamado en sus redes sociales y página oficial para que se sume la gente a la Huelga Mundial por el Clima (Global Climate Strike) que comienza hoy viernes 20 de septiembre y que durante una semana exigirá a los gobiernos que se tomen acciones inmediatas a favor del ambiente.

Consecuencias del cambio climático

¿Es exagerado o demasiado radical la solicitud que hace Thunberg? ¿O se trata de la nueva conciencia que las generaciones que se han beneficiado de la producción industrial se niegan a escuchar?

El Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático declara que algunos de los efectos de la crisis climática que atravesamos son los siguientes: Aumento de la temperatura promedio global de los océanos y la superficie terrestre; alteración en los patrones de lluvias, inundaciones y huracanes; sequías más prolongadas; disminución en la disponibilidad de agua para consumo humano, agrícola e hidroeléctrico; reducción y adelgazamiento de las capas de nieve en Groenlandia y la Antártica; pérdida de biodiversidad y cambio en la composición de los ecosistemas; y mayor propensión a incendio forestales.

El informe El cambio climático y la Tierra del IPCC publicado el 8 de agosto de 2019 señala que las causas del cambio climático son en su mayoría antropogénicas, principalmente por la quema de fósiles que emiten millones de toneladas de gases de efecto invernadero. El estudio manifiesta que, si se quiere mantener el calentamiento global por debajo de 2 °C, o incluso en 1.5 °C, la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero de todos los sectores es fundamental.

greta-thumberg.jpg
Un carnaval que expone el ‘Friday for Future’ de Greta Thunberg en Düsseldorf, Germany | Foto: AP

Sin protagonismo

Siendo el ícono de un movimiento mundial, la implacable joven de cabello trenzado no se distrae de su objetivo por la fama que arrastran sus discursos. De hecho, no protagoniza las huelgas sino que acompaña a otros jóvenes activistas instándolos, desde su personalidad silenciosa, a ser los líderes naturales en sus respectivas ciudades. Somos así testigos no de un “fenómeno Greta” que podría parecer uno más dentro del mare magnum de líderes efímeros de la era digital, sino de una postura sólida que está despertando la conciencia de cada uno de nosotros para que actuemos con base en el conocimiento y a favor de nuestro planeta.

Tal vez por eso hace unos días declaró ante el Congreso de Estados Unidos “no me escuchen a mí, escuchen a los científicos”.
 

Autor: Citlali Aguilera
Maestra en Gestión Ambiental para la Sustentabilidad. Dirige el proyecto SiembraUV del Centro de Eco-Alfabetización y Diálogo de Saberes de la Universidad Veracruzana. Periodista ambiental y conductora de los programas El Show de la Tierra (RadioMás) y La Ensalada (Radio UV). En el 2018, recibió la Mención Honorífica Nacional del Premio al Mérito Ecológico en la categoría Cultura y Comunicación Ambiental entregado por la SEMARNAT.